Tratamientos

Preoperación
Postoperación

Afortunadamente se ha hecho mucha investigación acerca de esta condición y cada vez están más claras las soluciones y alternativas de tratamiento.

En la evaluación médica, la familia y el paciente pueden esperar que se haga un buen examen físico que establezca las características de la curva, y que además sirva para descartar si ésta es idiopática o hay alguna causa definible. Las radiografías son bien importantes para determinar el patrón y la magnitud de la curva, además de establecer progresión al repetirse las placas con el tiempo.

Un análisis de la madurez esqueletal del paciente o de cuanto crecimiento todavía tiene por delante es imprescindible para establecer el riesgo de progresión y poder indicar el tratamiento. Esto se realiza con marcas radiográficas, además de utilizar el historial médico que establezca cuan cerca está el paciente de la pubertad, tiempo en donde el riesgo de progresión es alto.

El tratamiento para cada uno de los tipos de escoliosis varía desde observación constante, al uso de chalecos ortóticos para contener el desarrollo de la curvatura espinal durante el crecimiento, hasta varias alternativas quirúrgicas en casos que lo ameriten. Todo depende de la severidad de la curva. Por ello, utilizamos las técnicas y equipos más modernos con las mayores medidas de seguridad para la protección del paciente.